Arriba del cielo

Como su voz es un suspiro lúdico, provocador, apasionado… en su acervo de canciones tenía que estar un disco para arrullar, para jugar, para recorrer la infancia hasta tocar el firmamento: Arriba del cielo (abril 2003), es un rehilete musical que contiene cinco siglos de música y juegos para nuestros niños… rondas zapotecas, arrullos afromexicanos, nanas nahuas y canciones contemporáneas componen este disco que representa a la niñez en sus lenguas y culturas: maya, zapoteca, náhuatl, mixteca y mestiza. Y la prueba de esta contemporaneidad está: Canción de cuna de Armando Rosas y Pepe Elorza con Azul Silvestre.